Disco

Cuando suenan los Bee Gees no queda otra opción más que bailar y disfrutar. Estamos en los años 70 y 80, y lo que manda es la música Disco. Son los años en los que las discotecas eran auténticos templos del ritmo, de la tendencia y la moda. El lugar en el que los sueños se cumplían y la vida se vivía con más intensidad. ¿Por qué no volver a aquellos tiempos? Ponte tu disfraz y sal a bailar.

 

Deslumbra a tus amigos vestido de oro y plata, emulando a los intérpretes del grupo ABBA, viste muy funky con un auténtico estallido de colores en tu traje. Luce enormes pelucones peinados a lo afro o de colores, con rizos, lamé, plata, oro, pantalones de campana, minivestidos, monos ajustados, taconazos, chalecos, muchas tonalidades y alegría a raudales. Disfraces y complementos harán que viajes en el tiempo. Con este equipaje el único destino posible es el de la diversión sin medida.

21 Resultados
Ordenar por

Disco

Pelucones, pantalones de campana y taconazos. Llega el Disco Power de nuevo, con toda su intensidad, su música y su buen rollo. Es momento de salir a romper la pista con los pasos de baile más atrevidos. Vámonos ya de fiesta a la disco, pero vámonos con disfraces como estos.

 

Cuando suenan los Bee Gees no queda otra opción más que bailar y disfrutar. Estamos en los años 70 y 80, y lo que manda es la música Disco. Son los años en los que las discotecas eran auténticos templos del ritmo, de la tendencia y la moda. El lugar en el que los sueños se cumplían y la vida se vivía con más intensidad. ¿Por qué no volver a aquellos tiempos? Ponte tu disfraz y sal a bailar.

 

Deslumbra a tus amigos vestido de oro y plata, emulando a los intérpretes del grupo ABBA, viste muy funky con un auténtico estallido de colores en tu traje. Luce enormes pelucones peinados a lo afro o de colores, con rizos, lamé, plata, oro, pantalones de campana, minivestidos, monos ajustados, taconazos, chalecos, muchas tonalidades y alegría a raudales. Disfraces y complementos harán que viajes en el tiempo. Con este equipaje el único destino posible es el de la diversión sin medida.

Subir